11 secretos de los informes UX procesables

Cuando los diseñadores y desarrolladores trabajan en proyectos, tienen muchas preguntas: ¿Qué esperan ver nuestros usuarios en esta pantalla? ¿Cómo se supone que los usuarios interactúen con nuestro producto? ¿Cómo debería sentirse nuestra incorporación? Estas preguntas se hacen comúnmente durante el desarrollo de productos.

Todos los equipos quieren reducir el riesgo de decisiones de diseño incorrectas y, a medida que aumenta la complejidad de los productos, la industria del diseño de productos digitales genera una gran demanda de profesionales de la usabilidad. Los profesionales de la usabilidad son personas que ayudan a los equipos de productos a informado decisiones. En la mayoría de las organizaciones, la función principal de los expertos en usabilidad es la validación del diseño: asegurarse de que un producto sea utilizable.

Pero muchos profesionales de la usabilidad (particularmente aquellos que son nuevos en el campo) se quejan de que los equipos de productos no actúan sobre la base de los resultados de sus investigaciones. Si bien esto podría deberse a muchos problemas diferentes, la mayoría de las veces se debe a informes de usabilidad deficientes; Si los equipos de productos tienen problemas para comprender los hallazgos o no saben qué hacer con ellos, simplemente los ignorarán.

Por eso es tan importante que los informes sean procesables. En este artículo, compartiremos once consejos que ayudarán a los profesionales de la usabilidad a alcanzar este objetivo.

1. Conozca los objetivos comerciales clave

La mayoría de las empresas comprenden claramente cuáles son sus objetivos comerciales. La razón por la que las empresas invierten dinero en el análisis de usabilidad es porque creen que les ayudará a alcanzar sus objetivos.

Es posible dar más peso a los informes de usabilidad creando una conexión directa entre la resolución de problemas de usabilidad y el logro de los objetivos comerciales. Por lo tanto, los expertos en usabilidad deben tomarse el tiempo suficiente para descubrir cuáles son los objetivos comerciales clave y asegurarse de que las ideas de usabilidad estén alineadas con ellos.

2. Sea específico al presentar los hallazgos

Imagínese cuando alguien abre un informe de usabilidad y ve una oración como: “El proceso de compra de un producto fue difícil”, sin ningún detalle adicional. Con una alta probabilidad, considerarán tal hallazgo como demasiado vago. Los hallazgos vagos no brindan a los equipos de productos muchos conocimientos. La falta de detalles puede, en el mejor de los casos, hacer que los equipos se pregunten cuál era el problema. Pero, en el peor de los casos, puede conducir a un resultado desfavorable: cuando un equipo de producto malinterpreta los hallazgos, puede comenzar a resolver un problema incorrecto.

Es por eso que todos los hallazgos de un informe deben ser específicos. Es esencial escribir los hallazgos de usabilidad de una manera clara que ayude al equipo a identificar la causa de un problema y trabajar hacia una solución. Por lo tanto, en lugar de decir “El proceso de compra de un producto fue difícil”, brinde un contexto claro para el problema. Decir por qué el proceso fue duro. ¿Hubo demasiados pasos involucrados? ¿No estaban claras las etiquetas de los campos en los formularios? ¡Déjelo claro en su informe!

3. Nunca culpes a los usuarios

Describir los hallazgos en relación con los usuarios es un problema relativamente común de muchos estudios. “El usuario tuvo que hacer esto” o “Desafortunadamente, un usuario no pudo…” Aunque tales declaraciones suenan inocentes, pueden causar un daño significativo a sus informes. Dicho lenguaje cambia el enfoque de un diseño y culpa al usuario. Se convierte en un problema del usuario, no en un problema del producto. Cuando los miembros del equipo y las partes interesadas leen estos hallazgos, pueden pensar “Bueno, este usuario no tenía experiencia. ¿Quizás deberíamos realizar otra sesión de prueba con probadores más experimentados? ” y puede descartar el problema.

Uno de los propósitos de un estudio de investigación es generar empatía en el usuario final. Los buenos profesionales de UX siempre comienzan la sesión de prueba de usabilidad con las palabras “No lo estamos probando, estamos probando nuestro producto”. Se debe utilizar la misma actitud en los informes de usabilidad.

4. No pierdas de vista el bosque por los árboles

Una cita famosa de Charles Eames: “Los detalles no son los detalles. Ellos hacen el diseño ”es una broma de mal gusto para algunos profesionales de la usabilidad.

Con demasiada frecuencia se centran demasiado en los detalles, por lo que se olvidan de notar problemas importantes. Por ejemplo, al analizar un flujo de usuario específico, es fácil centrarse en proporcionar recomendaciones concretas sobre cómo mejorar la experiencia del usuario (por ejemplo, cambiar el tamaño de los botones, cambiar el nombre de las etiquetas, etc.), pero olvidarse de notar que todo el flujo no funciona. No se ajusta a las expectativas del usuario o no satisface sus necesidades. Si los usuarios tienen problemas en cada paso, quizás sea el flujo general el culpable, en lugar de los detalles separados a lo largo del camino.

5. Agregue recomendaciones de rediseño a los informes de usabilidad

El objetivo de la investigación de usuarios y las pruebas de usabilidad no es solo encontrar problemas y defectos; también propone soluciones a esos problemas. Con demasiada frecuencia, los profesionales de la usabilidad realizan pruebas de usabilidad, realizan un seguimiento de todos los problemas, pero no brindan recomendaciones sobre cómo solucionar los problemas. Las recomendaciones juegan un papel esencial: ayudan a determinar los próximos pasos y hacen que los resultados sean procesables.

Los profesionales de la usabilidad son las personas adecuadas para redactar recomendaciones porque tienen una experiencia única a la hora de pensar en soluciones de diseño. Ejecutan muchas pruebas de usabilidad y tienen conocimiento de primera mano de lo que funciona y lo que no funciona para los usuarios.

Escribir recomendaciones útiles y utilizables es una habilidad que todos los profesionales de la usabilidad deben dominar. Aquí hay algunas cosas que deben tenerse en cuenta al redactar recomendaciones:

  • Evite propuestas vagas: Las recomendaciones vagas como “Aclare el mensaje de error” no dicen lo suficiente para las personas que leerán los informes. Es esencial hacer recomendaciones constructivas proporcionando suficientes detalles.
  • Evite recomendaciones sesgadas: Manténgase alejado de las suposiciones. Estudios de referencia y mejores prácticas en su informe.
  • Analice sus recomendaciones de usabilidad: Hable con diseñadores, desarrolladores, equipos de ventas y marketing para saber qué funciona y qué no funciona tanto desde el punto de vista comercial como técnico. La sabiduría de la multitud puede ayudarte a encontrar mejores soluciones.
  • Escriba recomendaciones en el idioma de los lectores: Los lectores de recomendaciones no son necesariamente especialistas en usabilidad. Por lo tanto, evite la jerga de usabilidad como “cumple con 508” cuando brinde recomendaciones.
  • Visualice sus recomendaciones. Una imagen vale más que mil palabras y esta regla se aplica a las recomendaciones. Visualizar recomendaciones no significa que los especialistas en usabilidad deban crear prototipos interactivos de alta fidelidad. Crear un boceto rápido para ilustrar un punto es totalmente aceptable.

6. Involucrar a los equipos y las partes interesadas en las pruebas de usabilidad

Trabaje en estrecha colaboración con el equipo de diseño y desarrollo, en lugar de simplemente entregar un informe y alejarse del proyecto. Hacer que los miembros del equipo y las partes interesadas contribuyan a los diseños de los estudios.

A continuación, se ofrecen algunos consejos para tener en cuenta:

  • Pregunte a los diseñadores, gerentes de producto y especialistas en marketing sobre sus expectativas. antes de realización de pruebas. Haciendo una pregunta simple “Después de realizar esta investigación, ¿qué resultados esperaría?” despierta interés en la próxima sesión de prueba.
  • Invite a los miembros del equipo y las partes interesadas a ver las sesiones de prueba de usabilidad. No hay nada mejor que ver cómo los usuarios interactúan con un producto. Ver cómo los usuarios luchan cuando trabajan con un producto hará que las partes interesadas comprendan el valor de la sesión.

7. Mantenga sus informes breves y enfocados

Los lectores de informes de usabilidad son personas ocupadas y es relativamente fácil abrumarlos al incluir demasiada información en un informe. Es menos probable que se lean las listas largas de recomendaciones y se actúe en consecuencia. Recuerde que con cada problema adicional mencionado en un informe, disminuye la posibilidad de que los lectores lleguen a la página final de su informe. Por lo tanto, mantenga el informe breve y centrado.

8. Clasificación de los resultados

Ningún equipo tiene tiempo infinito para resolver todos los posibles problemas que se encontraron durante las pruebas de usabilidad. Es vital comprender que todos los problemas que se descubrieron a través de las pruebas de usabilidad no son igualmente importantes. Los profesionales de la usabilidad deben priorizar todos los hallazgos y centrarse en los más importantes. Clasificar los hallazgos como de gravedad baja, media o alta ayuda al equipo a comprender qué problemas críticos expuso el estudio de usabilidad.

Pero antes de asignar una prioridad, es esencial trabajar con un equipo de producto y las partes interesadas para crear un consenso en torno a lo que se considera un problema de usabilidad de alta prioridad frente a lo que se reconoce como de baja prioridad.

9.Haga que sus informes suenen humanos

No se limite a enumerar sus hallazgos y recomendaciones; describirlos en un formato de historia: una historia de interacción de los usuarios con un producto. Los informes de usabilidad son los más impactantes cuando ilustran problemas usando clips de video de los participantes de la prueba y cuando contienen citas de los participantes grabadas durante las sesiones de prueba.

10. Personalice su informe para diferentes públicos

Vale la pena crear algunas versiones de informes de usabilidad para diferentes audiencias. Por ejemplo, cuando se trata de redactar un informe para desarrolladores, puede proporcionar más detalles técnicos, pero para las partes interesadas, solo puede leer un resumen ejecutivo de los problemas priorizados.

11. Promocione activamente sus hallazgos

No es suficiente realizar pruebas, enviar un informe como archivo adjunto a un correo electrónico y creer que los miembros del equipo lo leerán y actuarán en consecuencia. Los profesionales de la usabilidad deben comercializar activamente sus hallazgos; asegúrese de que todas las personas que lo necesiten estén familiarizadas con su informe.

Deja un comentario